Juguetes de psicomotricidad fina, perfectos para mejorar la destreza manual

La psicomotricidad fina es la encargada de coordinar el movimiento de las distintas partes del cuerpo del bebé. Se denomina así gracias al desarrollo de la capacidad de hacer movimientos que requieren de un alto grado de precisión.

Es a partir de los 5 meses cuando el bebé comienza a desarrollarla. El uso de juguetes educativos específicos, como los que ofrecemos en nuestra tienda, ayuda a que los más pequeños consigan con mayor facilidad el antedicho objetivo.

Juguetes más recomendables

Entre todos los juguetes de los que disponemos, destacaríamos los siguientes:

- Lego Duplo. Esta colección de la famosa marca de juguetes de construcción está pensada para los bebés. Entre sus objetivos estarán el construir una pizzería o una escuela infantil.Psicomotricidad Fina

- Puzles. El puzle secreto océano consta de 35 piezas, incluye unas gafas de cartón para ver el mundo submarino y estimula los movimientos que requieren de cierta exactitud para completarlo.

- Juegos con arena. La arena cinética con moldes es muy maleable, viene disponible en 2 colores, no mancha y fomenta la creatividad y la imaginación. Tus hijos podrán crear castillos de todo tipo en los que vivirán grandes aventuras.

- Vestidos de muñecas. El kit Fun Dough es idóneo para conseguir que sus hijos vistan correctamente a las muñecas, combinen sus diseños y adquieran una mayor soltura al hacer movimientos recurrentes.

- Formas geométricas. Las formas ensartables les permitirán crear distintas composiciones con diversas formas siguiendo el patrón propuesto. Las formas para enlazar están compuestas por más de 100 piezas combinables que les permitirán crear todo tipo de diseños. 

Movimientos básicos de la psicomotricidad fina

Para certificar que tus hijos están aprendiendo correctamente a coordinar la actividad de las distintas partes de su cuerpo, te aconsejamos que te fijes en los siguientes movimientos:

- La pinza. El dedo índice y el pulgar forman una pinza natural que el niño usará prácticamente para cualquier tipo de colocación de piezas de un juego o similares.

- La muñeca. El niño aprende a mover la mano en todas las direcciones y a usar esta articulación para finalizar tareas cada vez más complicadas.

- El brazo. En un primer momento, el niño moverá todo el brazo para colocar cualquier objeto. Progresivamente, solo usará la mano para hacerlo.

Actividades complementarias

En los juguetes que te hemos propuesto con anterioridad, hay una serie de movimientos y actividades que ayudan a mejorar el desarrollo del niño. Son las siguientes:

- Garabatear. El niño tiende a mover todo el brazo para abarcar toda la superficie del papel. Es el primer paso hacia el éxito. Juguetes en los que sea necesario colorear varias superficies le irán mostrando los avances de sus hijos en este sentido.

- Rasgar. Cuando aprenden a romper un papel es porque ya dominan la pìnza y son capaces de usarla para coger un objeto, romperlo o modificarlo.

- Plegar, recortar, modelar. Todo lo que suponga alterar la forma original de un papel o de una pasta para modelar es positivo. No solo estimula su creatividad, también les ayuda a aprender cómo pueden ir haciendo el menor número de movimientos en cada caso.

Además, este tipo de actividades integra al niño en su entorno, desarrolla su capacidad gustativa, mejora su percepción sensorial y le ayuda a convertir su tiempo de juego en sesiones de aprendizaje natural y adecuado para su desarrollo cerebral y físico.

La psicomotricidad fina es, por lo tanto, uno de los pilares básicos del correcto desarrollo de cada bebé. Utilizando nuestros juguetes, fomentando su creatividad y apostando por el resto de productos que ofrecemos en nuestra web conseguirá su loable propósito de educar a sus hijos de una manera tan eficiente como progresiva.